martes, 2 de enero de 2018

ENTREVISTA A PABLO ESTEBAN MARÍN, CUSTOMIZADOR Y COLECCIONISTA

Publicar esta entrada me hace especial ilusión por dos motivos. El primero de ellos es que el entrevistado es un buen amigo coleccionista y el segundo es que hoy es mi 34 cumpleaños. Pablo Esteban Marín (Cartagena, Murcia, 1988), más conocido por sus alias 'Ehimo' o 'Guerrero_Masilla', es un joven modelista/customizador amante de la creación juguetera en todas sus vertientes (diseño, modelado, fabricación...). Esta faceta creativa la compagina con su afición al coleccionismo de juguetes, con especial dedicación por las figuras de acción pertenecientes, en su inmensa mayoría, a los años 90, década en la que vivió su infancia y adolescencia, empapándose de toda esa cultura popular del entretenimiento audiovisual y juguetero que tantos adeptos ha ido ganando con el paso del tiempo y que gracias a personas como Pablo, se perpetúa y sigue muy viva varias décadas después. Yo tengo la fortuna de haberle conocido personalmente y de haber entablado largas conversaciones relacionadas con todo este universo nostálgico que tanto nos apasiona, pero me parecía de recibo que cualquier visitante y seguidor del blog tuviera la oportunidad de saber más sobre él y sobre su trabajo.


Pablo, cuéntanos cómo surge en ti esa afición por la customización de figuras, la creación de dioramas, el modelado de accesorios, la reproducción de figuras monocromas... y todo el trabajo que realizas en ese sentido.

¡Hola Pablo! Lo primero es darte las gracias por invitarme a participar en este maravilloso blog donde desempeñas un trabajo espectacular que sigo y admiro. Mi afición por la customización y la personalización comienza en el mundo de las miniaturas, cuando tenía unos doce años. Dos de mis tíos eran grandes aficionados al hobby y me llamó la atención desde muy pequeño. La posibilidad de pintar mis propios “juguetes” y armarlos con mis propias manos me fascinó desde el principio y ha ido transformándose y reciclándose en sucesivos años. Todo el conocimiento que he ido adquiriendo a lo largo de este tiempo lo he ido aplicando a diferentes campos hasta llegar a la creación de juguetes de resina o “resin toys” (como se les conoce en el mundillo), que es donde me encuentro ahora mismo.

¡Gracias por la parte que me toca! Me interesa especialmente conocer cómo trabajas, dónde y cómo encuentras la inspiración, si te relaja hacerlo, cuánto tiempo le dedicas... Háblanos de todo ello.

Conseguir dedicarme de forma profesional o semiprofesional a esto ha sido el resultado de un esfuerzo diario y una disciplina de trabajo bastante exigente. Sinceramente, le dedico todo el tiempo que me deja mi otro trabajo y mis obligaciones en casa. Este tipo de actividad premia la constancia y la curiosidad, hacen falta muchas horas de investigación y de taller para conseguir buenos resultados. Desde hace unos 6 años que empecé a aceptar encargos relacionados con la customización, no he tenido mucho tiempo de vivirlo como un hobby pleno, es decir, pintar o esculpir “for fun”, pero mentiría si dijese que no me divierte y me encanta trastear con las figuras. Ya sea pintando soldados de plomo históricos o clonando accesorios, es una actividad que me llena, consigue que me abstraiga y me relaje totalmente.

En lo relativo a la réplica o reproducción de piezas o accesorios, aspecto éste cada vez más extendido, aunque con resultados muy diversos, cuéntanos qué proceso sigues para ello, qué dificultad tiene esta labor… Y ya aprovecho para preguntarte qué piensas acerca de la impresión 3D.

Mi experiencia con la reproducción en resina empezó más o menos a la par que mis primeros encargos serios de pintura y surgió para ofrecer un servicio más. Estamos hablando de miniaturas de 28-32 mm, hasta incluso réplicas de dotaciones y vehículos en escala 1:100. Estos conocimientos a día de hoy me son muy muy útiles, ya que al pasar a escalas mayores me resulta mucho más fácil. 

Empezar con la resina y la silicona siempre es sencillo. Hay muchas páginas en Internet con buenos precios, invirtiendo un poco puedes adquirir materiales para empezar a aprender. El problema viene al querer resultados verdaderamente profesionales, porque hay que utilizar maquinaria de vacío y presión, y esta logística ya supone una inversión más costosa y especializada. Si sumas estos costes a la cantidad enorme de material que hay que utilizar durante el aprendizaje, te darás cuenta de por qué “clonadores” hay muchos, pero artistas o artesanos que demos resultados buenos y profesionales muy pocos. 

La impresión 3D, según lo que veo en los trabajos de otros artistas, tendría cabida en un taller como el mío sólo como soporte, una herramienta más para realizar algunos trabajos, pero nunca sustituiría el método tradicional de clonado. A día de hoy ni los precios ni los resultados son competentes, aunque supongo que esto cambiará dentro de no mucho.

Entre los trabajos realizados hasta la fecha por Pablo hay un proyecto por el que siento especial interés y atracción: ALTERNATIVE HEROES FROM THE NINETIES. Ya sólo el nombre me parece increíble, muy original y lleno de espíritu y cariño por el propio concepto que tan bien representado está. ¿De qué manera surge esta idea? ¿Cuánto tiempo te ha llevado materializarla? ¿Qué se siente una vez finalizado todo el trabajo?

En un principio esta idea nace para hacer unas figuras “conmemorativas” para un grupo de WhatsApp. Yo tenía claro que quería fusionar los dos conceptos tan representativos de los 80 y 90 como Masters of the Universe (MOTU) y Teenage Mutant Ninja Turtles (TMNT), respectivamente. Entonces, en un primer momento, se me ocurrió crear un soldado del Clan del Pie de las TMNT en molde MOTU vintage.


Tras comentarlo con un par de personas, alguien me dice que podría pisar un proyecto semejante que iba a surgir vinculado a La Cueva del Terror (grupo del que también formaba parte aunque sin mucha implicación en ese momento), así que decidí paralizar este primer custom. Un tiempo después, y relacionado con la fascinación que me causa el “molde Playmates”, se me ocurrió darle la vuelta a la idea y traer a He-Man al estilo de la casa creadora de las Tortugas Ninja. Este primer prototipo lo casteé (cloné) rápidamente en resina y comencé a estudiar las articulaciones y accesorios. A lo largo de un año de trabajo, pulí el diseño, realicé el estudio de la pintura en serie y definí cómo iba a ser presentado el producto y hacia dónde quería orientarlo. El pasado octubre lo presenté en la CIFICOM de Valencia con los amigos de La Cueva del Terror y empecé la difusión por Instagram. Desde entonces hasta hace unas semanas que vendí las primeras 10 unidades, ha sido un sprint final de infarto. Ver acabado un proyecto así es indescriptible, es el esfuerzo de un año materializado, muy satisfactorio. 


Quiero mencionar en este punto al que ha sido en los últimos meses mi mano derecha, el ilustrador y coleccionista Edu, alias Turbopork. Su aportación al proyecto ha sido clave para dotar de personalidad a Hey-Man, que así se llama el susodicho. Creo que los dos teníamos una idea muy parecida de hacia dónde tenía que ir el custom y esto ha hecho que trabajar con él haya sido una experiencia increíble. Delegar parte del trabajo en este tipo de proyectos no suele ser nada fácil, pero con él en los pinceles todo ha salido mejor que bien.


Yo, que valoro muchísimo el trabajo artístico y creativo de aquellos que deseáis mostrar y compartir lo que hacéis, veo muy complicado todo lo que supone crear un proyecto de estas características. Es por ello que me interesa saber qué es lo más difícil o costoso a la hora de avanzar en el camino hasta que la idea se convierte en una realidad de facto.

Vamos a partir del hecho de que en España NO hay cultura del custom. Los customs tradicionales, las muñecas de autor, el sofubi, los resin toys, todo esto le sonará a chino a la mayoría de coleccionistas de nuestro país. Por lo tanto, el primer problema ha sido buscar un mercado donde el proyecto se apreciara y se valorase. La parte más difícil para mí ha sido por un lado invertir a ciegas en los materiales, a fondo perdido y, por otro lado, todo lo relativo al packaging. Tanto el card físico como la creación de la burbuja o toda la parte de ilustración ha sido un reto tremendo. Como ya he dicho, habría sido muy muy difícil conseguirlo sin la ayuda de Edu o el apoyo de mis amigos más cercanos.

Todos los artistas tienen un ojito derecho, un hijo predilecto entre su prole de creaciones. De todos los proyectos que has llevado a cabo, ¿hay alguno del que te sientas especialmente orgulloso? Y ya que estamos, ¿alguno que no te haya terminado de convencer?

En cada proyecto intento aprender algo nuevo, se podría decir que cada vez me salen los hijos más guapos (risas). No sabría decirte, la verdad, ahora mismo con Hey-Man creo que hemos subido bastante el listón. Voy a recurrir al topicazo de que mi mejor proyecto está por llegar, es muy socorrido.

Las mentes creativas, como es tu caso, siempre están dándole vueltas a nuevas ideas y proyectos que desarrollar. ¿Hay algo en lo que ya estés pensando o trabajando para poder llevarlo a cabo en un futuro? 

Ahora mismo trabajo en el siguiente juguete de la línea, un villano para Hey-Man llamado Skeletron.

Imagino que uno de tus sueños sería poder llegar a vivir algún día de esto o, al menos, que esta actividad tuviera un peso mayor a nivel profesional o laboral. ¿Cómo de factible ves esta idea?

Por suerte cada vez más. Si el año pasado me hubieran dicho que vendería los primeros 10 Hey-Man en dos horas no me lo habría creído. Por suerte he encontrado en USA un mercado mucho más dispuesto a abrazar este tipo de productos y hacia ahí me dirijo. Quién sabe dónde estaremos el año que viene.


En algunas de nuestras diversas charlas nocturnas, hemos hablado de la escasa cultura existente en España relativa a la customización y creación de figuras propias, no oficiales, por decirlo así. En mi caso, es un mundo que desconozco bastante pero que respeto y admiro. ¿Qué puedes contarnos en relación a este tema? ¿Cuál es tu punto de vista al respecto? 

A nivel de coleccionista, queda mucho por aprender y por divulgar. A España, por cierto, no le faltan artistas, tenemos un buen puñado de customizadores o toy makers que ya están dando de qué hablar a nivel internacional. El resto del mundo nos lleva unos 15 años de cultura por delante en este sentido, poco a poco nos pondremos a su altura.

Entrando en materia de coleccionismo, cuéntanos cuáles son tus líneas de juguetes preferidas y en cuáles de ellas estás más centrado en estos momentos. 

¡Ay Dios! Por dónde empezar… Yo soy un niño de los 90, por lo tanto, cualquier animal antropomorfo ya tiene muchas papeletas de entrar en mi colección. Tortugas Ninja, Street Sharks, Extreme Dinosaurs, Motorratones de Marte, Bucky O'Hare, Gargoyles… Me gustan muchísimas líneas y cada día más. Últimamente me ha dado por una colección de juegos de mesa de TYCO, Profesor Horribilus, tremendos.


Como buen multicoleccionista que eres, me interesaría conocer de qué manera enfocas este maravilloso hobby, qué es para ti coleccionar y qué te ha aportado el coleccionismo de juguetes en todo este tiempo. 

Para mí, coleccionar tiene 3 objetivos materiales: recuperar lo que tuve en mi infancia, tener lo que quise y no pude tener, y descubrir y tener cosas que me hubiera gustado tener de haber conocido o simplemente de haber existido en mi niñez. Todos estos muñecos me aportan desde sensaciones olvidadas hasta gran parte de la inspiración para llevar a cabo mis proyectos actuales. Por otra parte, mi otro objetivo “no material” es entrar en contacto con una comunidad que me ha aportado personas como tú, Pablo. Es algo que me hace muy feliz, conocer a gente como Petete, Pol, Edu, Manolo, Miguel Ángel... con los que puedo volver a ser niño todos los días. He vuelto a crear unos vínculos, un tipo de amistad que no me esperaba a estas alturas de mi vida. Para mí lo mejor, sin duda.

No hay nada como compartir buenos momentos con grandes amigos coleccionistas
En mi opinión, todo este universo juguetero, creativo y nostálgico es mucho más gratificante cuando se comparte con otros compañeros y amigos coleccionistas y amantes de la cultura pop. Sin embargo, hay quienes son muy reservados con sus aficiones y prefieren llevarlo todo más en secreto o en privado, cosa que me parece muy respetable, pero que no comparto, aunque también es cierto que cada cual tiene sus motivos para ello. ¿Cómo ves tú todo este asunto? ¿Crees que es importante el aspecto reivindicativo o divulgativo tanto de lo que hace uno mismo como de lo que llevan a cabo otros colegas de afición?

Hay mucha gente en el armario. Vivir cualquier hobby o modo de vida sin complejos es lo más bonito que hay. La divulgación y la reivindicación es el siguiente paso, por eso te comentaba al principio lo mucho que admiro tu trabajo.

En nuestro camino como coleccionistas surgen todo tipo de momentos y de anécdotas que merece la pena reseñar. ¿Recuerdas algo que te haya marcado especialmente? ¿Alguna ganga encontrada en la Red o en algún rastro o feria de coleccionismo? ¿Algún detalle o regalo que hayan tenido contigo otros amigos coleccionistas?

La caza de la ganga es el deporte nocturno por antonomasia del coleccionista. Además, los rastros de mi zona son muy muy turbios, por lo que he encontrado de todo. Tanto en Internet como en la calle, cada caza es una aventura. Lo que más me gusta es mirar la colección e ir recordando las micro anécdotas de cada pieza, por lo tanto lo más destacable para mí es esa suma. Mi último cumpleaños fue increíble, muchos juguetes, no disfrutaba tanto mis regalos desde hacía 15 o 16 años.

Foto de familia después de haber pasado un gran día en la feria de coleccionismo 'La Estación' (Madrid, septiembre 2017)
Nosotros nos conocimos personalmente el pasado año 2017 en Madrid, concretamente en la quinta quedada de coleccionistas de juguetes de España que organizamos un grupo de amigos de distintos puntos de la geografía nacional. Cuéntanos qué significó para ti aquella experiencia y si tienes intención de repetir este año 2018. 

Qué te voy a decir que no sepas ya, fue una experiencia acojonante. Por un lado conocer en persona a amigos con los que llevaba tiempo hablando por Internet, ponerles cara y disfrutar del tú a tú me encantó. Pero es que además la jornada se dio muy bien y las cazas fueron bastante épicas. Una gozada. Repetiré sin duda.

Quinta quedada anual de coleccionistas de juguetes de España (Madrid, septiembre de 2017)
Pablo, ha sido para mí un enorme placer que hayas compartido conmigo y con todos los lectores del blog tu trabajo, tu afición al coleccionismo y tus distintas experiencias vitales en relación a todo este universo que nos une y que nos hace más grandes día a día. ¿Algo que quieras añadir o remarcar? 

Nada más tocayo, agradecerte otra vez tu interés en mi trabajo y desearte un feliz año 2018 y un muy feliz cumpleaños.


Desde aquí, agradezco a Pablo alias Ehimo/Guerrero_Masilla que me haya concedido esta interesante entrevista que espero y deseo haya servido para conocer un poco mejor a este artista/coleccionista. Para disfrutar y descubrir más a fondo el trabajo realizado por Pablo, podéis seguir sus progresos en Instagram en el perfil de @guerrero_masilla, donde encontrareis también a su compinche Edu, en el perfil de @turbopork.

TEXTO: PABLO GARCÍA DEL RÍO Y PABLO ESTEBAN MARÍN
IMÁGENES: TODAS LAS IMÁGENES QUE NO LLEVEN LA URL DEL BLOG SON EXTERNAS A ESTE SITIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario